Construyendo un mundo sensocentrista

Blog para crear conciencia sobre las injusticias cometidas contra los animales no-humanos y promover un cambio de mentalidad y hábitos para que se erradiquen las mismas. Contacto: sensovegan@yahoo.es

Archive for 9/03/06

Biocentrismo versus Sensocentrismo

Posted by flex en marzo 9, 2006

Cuando comprendemos que discriminar arbitrariamente a un individuo por no pertenecer a la especie humana (especismo antropocéntrico) es una conducta injusta y por ende debe ser rechazada, inmediatamente surge la siguiente pregunta: ¿y entonces además de los humanos a quienes debemos incluir en nuestro círculo de consideración y respeto?

Básicamente existen dos planteamientos al respecto que se denominan sensocentrismo y biocentrismo (1).

La primera idea propugna el respeto hacia los seres sintientes y la igualdad de los mismos es decir seres que tienen capacidad de disfrutar de su vida y de sufrir durante ella.

La segunda idea propugna el respeto hacia los seres vivos sin excepción sean sintientes o no.

A continuación expondré las razones por las cuales el biocentrismo no tiene un fundamento lógico y por lo tanto el sensocentrismo es la idea central que debemos seguir cuando comprendemos que no debemos ser especistas.

Debo aclarar que no voy a establecer si un determinado ser vivo es sintiente o no, ni las razones para afirmarlo, sino simplemente voy a presentar los argumentos para demostrar que si el ser X es sintiente (asumiéndolo como un hecho) debemos respetarlo y considerarlo nuestro igual y si no lo es (asumiéndolo como un hecho también) no merece tal consideración (2).

Para empezar debo dejar en claro que para discriminar a un individuo, este debe poseer intereses de tal manera que los podamos infravalorar. Si un individuo no presenta intereses no es posible infravalorar los mismos y por lo tanto el ser en cuestión no es discriminable.

En general cualquier interés está enmarcado dentro de las dos siguientes categorías.

I) Interés en no sufrir o más estrictamente evitar sensaciones negativas de índole físico o psicológico.

II) Interés en disfrutar o más estrictamente fomentar sensaciones positivas de índole físico o psicológico.

Por ejemplo cuando un individuo humano desea ganar la lotería su fin no es precisamente ganar el dinero sino que su interés radica en que el dinero le va a permitir obtener artículos que a su vez le pueden proporcionar placer (segunda categoría) o contratar servicios que le puedan evitar sufrimiento (primera categoría).

Otro ejemplo podría ser el hecho que un perro busque subirse al sofá, aquí el interés del perro no es en sí estar en el sofá sino obtener el placer que se deriva de estar en el sofá (segunda categoría) como la comodidad, el abrigo, etc. Y es claro que si hay un sofá que es lo suficientemente incómodo como para provocarle sufrimiento (primera categoría), lo evitará.

O por ejemplo cuando un cerdo chilla y muerde las paredes de su jaula su objetivo aparente es obtener la libertad que se derivaría de salir de la misma, pero el fondo del asunto no es obtener la libertad sino evitar el sufrimiento que se deriva de la privación de la misma: estrés, ansiedad, aburrimiento (primera categoría).

Entonces la pregunta sería: ¿Quiénes presentan la facultad de sufrir y sentir placer?

Pues esos seres son los seres sintientes (3).

Como mencione anteriormente no voy a establecer quiénes son o no sintientes y las evidencias y fundamentos para afirmarlo pero lo que quiero dejar en claro en este artículo es que si un ser no es sintiente no tiene intereses a pesar de que pueda estar vivo.

Una de las objeciones comunes a este punto se plantea de la siguiente manera: ¨pero cuando matas a un ser vivo así no sea sintiente le estás quitando la vida¨.

Y aquí el término ¨vida¨ se utiliza (aunque muchas veces no intencionadamente) por las connotaciones emocionales que genera el término ¨vida¨ al escucharlo (4). Sin embargo, usarlo en ese sentido constituye una falacia (sofisma patético). De esta forma la persona que sostiene esa afirmación tendrá que argumentar la relevancia del hecho de estar vivo y no simplemente mencionar el término. A continuación explico por qué no existe tal relevancia.

La vida en sí misma no es un fin sino solamente un medio de disfrute. Si un ser vivo no presenta los recursos fisiológicos y bioquímicos para presentar experiencias subjetivas, es decir no tiene consciencia entonces para ese ser es equivalente estar vivo que estar muerto: en ambas situaciones no percibe NADA.

No es posible ¨quitarle la vida¨ a algo que no es partícipe de la misma ya que en realidad nunca fue ¨poseedor¨ de dicha vida.

Muchos/as por ejemplo nunca se han puesto a pensar cual es el problema de matar a un ser. Al estar muertos no sufrimos ya que no somos conscientes de nada entonces ¿porque no sería lícito el asesinato? (sin tomar en cuenta aquí el tema de los seres relacionados emocionalmente con dicho ser que podrían sufrir por su muerte). Y la respuesta es que al matarlo podríamos privarlo de experiencias futuras. Pero, ¿quiénes son aquellos seres susceptibles de privación de experiencias futuras? Pues sólo los seres sintientes ya que los no sintientes no son partícipes de su vida. Entonces son sólo los seres sintientes aquellos que presentan interés en mantener la vida.

Ahora, al hablar de interés en vivir no me refiero a que los seres sintientes tengan el concepto de vida o muerte porque si bien se conoce que algunos seres sintientes sí lo tienen existen muchos que probablemente no lo tengan. El punto aquí al hablar de interés no es que el ser sintiente sepa que va a ser privado de experiencias futuras sino que un agente moral (humanos adultos normales por ejemplo) que sabe que lo va a privar de dichas experiencias lo haga intencionalmente evitando que el ser sintiente en cuestión sea partícipe de experiencias positivas en un futuro (5).

Se podría utilizar un argumento similar al argumento biocentrista para reinvindicar el ¨derecho a la integridad¨ de los seres no vivos. Por ejemplo supongamos que intentamos pulverizar una piedra. Al hacerlo estamos cambiando su estado inicial pero lo importante es que la piedra no fue afectada al realizar esa acción ya que no siente dolor, no sufre ni presenta interés en mantener ese estado inicial. Lo mismo se aplica para un ser vivo no sintiente.

El estar vivo implica básicamente las siguientes características:

I) Presentar una estructura compleja basada en moléculas orgánicas (moléculas que incluyen el átomo de carbono)

II) Adquisición de materiales y energía del medio y su conversión en diferentes formas.

III) Mantenimiento de su estructura y concentraciones de elementos en su medio interno dentro de un rango determinado. Este proceso se denomina homeostasis.

IV) Respuesta a estímulos del medio.

V) Reproducción

VI) Mantenimiento de un balance entrópico negativo. Es decir que el ser vivo aumenta su orden interno a costa de desordenar el medio que lo rodea.

Pero todas las características anteriormente mencionadas no son relevantes per se al momento de establecer si un ser merece ser incluido dentro de nuestra esfera de consideración moral ya que la interrupción de las mismas no afectaran de ningún modo a un ser que no presenta consciencia en absoluto.

Es más incluso seres no vivos pueden presentar algunas de dichas características (aunque no todas a la vez):

– Un computador presenta una gran complejidad aunque en este caso en base a moleculas que contienen silicio.

– Una pila puede transformar energía química a energía eléctrica y a su vez si es parte de un sistema mas complejo, esta energía eléctrica podría ser convertida en energía mecánica.

– Todos los seres inanimados responden a estímulos. Por ejemplo una piedra responde al estímulo de la gravedad y adquiere una aceleración al ser soltada desde una altura determinada en caída libre (pero al igual que los seres vivos no sintientes, no es consciente de dichos estímulos).

Pero el biocentrismo sin embargo niega el ¨derecho a la integridad¨ de los seres inanimados lo cual sería contradictorio ya que las características que están detrás de ¨la vida¨ pueden ser compartidas al menos en parte como hemos visto por los seres no vivos.

Por otro lado un ser sintiente que deja de serlo por razón de algún accidente o enfermedad, dejara de presentar intereses. Un ejemplo típico se da cuando un humano presenta un estado de coma irreversible. En este estado no disfruta de su vida, no siente placer ni sufre. Si se le mata (insisto que en este estado ya no se le puede ¨quitar la vida¨ ) no ha perdido nada. Para él/ella (incluso ya ni siquiera se debería utilizar pronombres personales para designarlo) es equivalente estar vivo o muerto. Aquí talvez podríamos tomar en cuenta el sufrimiento de los seres que están ligados emocionalmente al humano en coma irreversible sin embargo si respetamos su vida ya no sería por respeto directo hacia él/ella sino a los seres en mención.

Es más, para redondear el asunto, si hipotéticamente pudieramos encontrar un ser que no está vivo pero sin embargo es sintiente pues no deberíamos respetarlo según la posición biocéntrica (ya que sólo propugna el respeto hacia los seres vivos) lo cual evidencia la inconsistencia de dicha posición.Según un planteamiento biocentrista a un ser como el que acabo de describir sería perfectamente lícito esclavizarlo, causarle sufrimiento, privarle de placer, etc.Y finalmente quiero recalcar que el sensocentrismo no es una posición arbitraria a diferencia de por ejemplo el especismo antropocéntrico , del racismo, del mastocentrismo (discriminación arbitaria de individuos que no pertenecen a la Clase taxonómica Mammalia – mamíferos-), o del reinismo (discriminación de los individuos que no pertenecen al Reino Animalia -animales-).

Y para que se entienda esta idea aún más: los/as que fomentamos el sensocentrismo no discriminamos a los seres no sintientes, también consideramos sus intereses pero dado que nunca los tienen y por ende nunca nos encontramos en un conflicto de intereses con ellos, no podemos infravalorarlos. Si deseo matar a un ser no sintiente para fomentar un placer en mi persona no hay conflicto de intereses: es mi interés de fomentar ese placer vs ningún interés por parte del ser no sintiente.Teniendo en cuenta lo anterior incluso podríamos decir que la posición sensocéntrica también considera como nuestros iguales a los seres no sintientes (sean vivos o no) ya que nunca infravaloramos sus intereses dado que no los tienen. Pero obviamente esto podría llevar a confusión y por ello es mejor decir que sólo los individuos sintientes somos iguales y ésta es la idea que debemos transmitir en nuestro mensaje.

(1) Existe un tercer planteamiento denominado ecocentrismo, que incluso contempla respeto a seres inanimados. Lo trataré en un artículo posterior.

(2) En textos posteriores estableceré que seres son sintientes y cuales no citando las evidencias y fundamentos para afirmarlo.

(3) En realidad la misma definición de ¨sintiente¨ encierra el significado ¨que presenta capacidad de experimentar sufrimiento y placer¨.

(4) En realidad esta connotación emocional proviene del hecho de que el humano en cuestión considera su vida como algo muy valioso. De tal forma extrapola este hecho hacia los demás seres vivos, pero esta valoración se da porque no ha analizado por qué valora su vida realmente (como explico después, en el fondo lo que ese humano valora son sus experiencias agradables y no su vida per se).

(5) Es probable que al leer el párrafo que conduce a este apartado muchos/as hayan considerado que esa afirmación conduce a una prohibición total del aborto ya que si bien un embrión no es sintiente tiene el potencial de serlo. Sin embargo debo dejar en claro que el tema del aborto (sea en humanos o no-humanos) tiene connotaciones especiales que no analizaré porque se escapa del objetivo de esta bitácora. De esta manera en todo este texto me refiero exclusivamente a seres que ya son sintientes o seres que no presentan el potencial en absoluto de serlo.

Anuncios

Posted in Artículos | 81 Comments »