Construyendo un mundo sensocentrista

Blog para crear conciencia sobre las injusticias cometidas contra los animales no-humanos y promover un cambio de mentalidad y hábitos para que se erradiquen las mismas. Contacto: sensovegan@yahoo.es

¿Empatía, compasión, intereses personales o RAZÓN?

Posted by flex en septiembre 23, 2006

Si realizaramos una encuesta masiva preguntando a la opinión pública si consideran que debemos actuar éticamente es probable que la abrumadora mayoría diga que sí. Pero sin embargo esa abrumadora mayoría tiene distintas ideas de lo que significa comportarse éticamente. En general, podemos darnos cuenta que existe una idea central de ética que la mayoría apoya (la ética del contexto espacio/temporal en el que nos tocó nacer) que podríamos llamar la ética nuclear y a partir de esa ética, según su personalidad y vivencias, cada individuo se forma unos patrones de conducta determinados. Estos matices no son tan relevantes ya que la mayor parte de la ética forjada viene constituida por la nuclear.

Sin embargo este proceso comúnmente se realiza de manera automática, sin haber reflexionado críticamente sobre por qué nos comportamos de una u otra manera. Esto incluso pesa más en el aspecto de la ética nuclear a la que me referí, de hecho estas ideas se interpretan como dogmas incuestionables en una determinada época y lugar. En general, nuestra ética asimilada de esa manera no sería propiamente ética sino una recepción de ideas que hemos asumido como correctas y que han forjado en nosotros un determinado efecto psíquico que hace que lo que se asume como ¨malo¨ nos produzca repulsión y lo que se asume como ¨bueno¨ nos produzca un sentimiento de agrado. En otras palabras, esta valoración en el fondo en vez de significar ¨el acto X es éticamente inaceptable¨ o ¨el acto Y es éticamente aceptable¨ significan ¨El acto X no me gusta¨ o ¨el acto Y me gusta¨. De esta manera la opinión masiva reduce los temas éticos a temas estéticos (1). Sin embargo una vez que nos damos cuenta de lo anterior e intentamos reflexionar de manera rigurosa al respecto veremos que el asunto no es tan obvio como parece.

Para empezar, si buscamos la verdad en cuanto a ética, debemos darnos cuenta de que esta verdad debe ser una y no dos, tres o más mutuamente contradictorias. Por ello se tendría que descartar un planteamiento que produzca resultados ambiguos. Por ejemplo las emociones podrían producir dichos resultados. Imaginemos que comenzamos la reflexión asumiendo que debemos guiarnos por nuestra emoción, es decir considerar ético lo que nos agrada y no-ético lo que nos desagrada (2). Entonces cada individuo llegaría a una distinta conclusión dependiendo de sus estados emocionales, por ello este método se tornaría inconsistente. De hecho, siguiendo este criterio, se podría concluir que una acción determinada es moral e inmoral a la vez. Más aún, un mismo individuo puede variar emocionalmente y concluir que la ética que estableció al inicio ya no es válida lo cual da como resultado una ética incoherente en el tiempo.

Por lo anterior podemos concluir que apelar a subjetivismos para construir un planteamiento ético genera serias falencias. Lo mismo se podría concluir si intentamos basarnos en nuestros intereses personales. De hecho estos intereses varían de sujeto a sujeto y de momento a momento en un mismo sujeto.

Ahora, analicemos las siguientes afirmaciones:

A) Todos los alpinistas son violadores de mujeres

B) Sócrates es alpinista

Si sabemos que ambas son afirmaciones ciertas ¿qué podemos concluir?

Yo concluiría que ¨Sócrates es un violador de mujeres¨ ya que el conjunto de alpinistas es subconjunto del conjunto violadores de mujeres y por ello todo elemento del conjunto de alpinistas será a su vez elemento del conjunto de violadores de mujeres. Es como que dentro de una caja pequeña introduzcamos 10 canicas y luego esta caja pequeña la introduzcamos en una caja mayor. De esta forma toda canica que está en la caja pequeña estaría también dentro de la caja mayor.

¿Es que acaso esa conclusión depende de mis estados emocionales? Imaginemos que le preguntamos a la madre de Sócrates. ¿Sería válido que ella diga que la conclusión no es correcta ya que le produce desagrado? ¿Es que acaso la madre de Sócrates se convencería de que la conclusión no es válida porque no le agrada?

Yo, y en esta ocasión hablo en primera persona a propósito, no veo salida, encuentro que no hay forma de invalidar esa conclusión. Talvez se podría arguir que es mi sentir, que mi mente esta estructurada de tal manera que siente que es la conclusión correcta y la intensidad de ese sentir me produce una gran certeza al respecto. Eso es un tema más complicado que daría para mucho debate y no pretendo tratarlo aquí, sin embargo esto no es un obstáculo como muestro a continuación:

Existen dos posibilidades:

A) Que la conclusión sea realmente necesaria e invariable en el tiempo. Con lo cual ya hemos encontrado el método a seguir en nuestro camino hacia la verdad (en este caso la verdad del como actuar).

B) Que, como he sugerido arriba, la razón, el método lógico que consideramos tan seguro no sea sino una forma más del sentir. Sin embargo, también asumo que todo el que está leyendo este texto no encontrará salida. De esta manera vemos que la inferencia realizada es algo en lo cual todos/as estamos de acuerdo. Por ello este método se nos presenta como la herramienta a seguir. Es un sentir que compartimos todos/as y por ello sería un punto de partida perfecto para iniciar nuestra reflexión (3).

En este caso no nos toparíamos con las contradicciones que mostré al inicio cuando apelamos al sentir (entendido de la manera típica), ya que este sentir en cambio sería un sentir universal y las conclusiones serían idénticas independientemente de la variedad de sujetos que ejecuten el análisis o la variedad de momentos en los cuales un mismo sujeto lo efectúe.

De esta manera el análisis puede ir creciendo, a partir de premisas establecer ciertas conclusiones. A su vez, a partir de estas conclusiones establecer otras conclusiones y así sucesivamente. Cada paso sería establecido de manera inequívoca.

Ahora, veamos lo concerniente al tema específico de este blog. Nuestra ética núclear, la cual se nos ha inculcado y que ha forjado nuestras conductas es aquella que considera como cierto básicamente lo siguiente (4):

Que los intereses de todos/as los humanos deben ser valorados equitativamente independientemente de cualquier otra característica adicional (ya sea la pertenencia a un grupo determinado o la posesión de determinada caracterísitica fenotípica).

En cuanto a los intereses de los/as que no pertenecen al grupo humano se nos acostumbró a no tomarlos en cuenta. Es en este punto que entra a tallar los matices que mencione al inicio. Con respecto a los del grupo excluido (los animales no-humanos) cada uno/a se ha forjado sin darse cuenta una determinada impresión y por ello en la actualidad existen tantas ideas divergentes con respecto a ellos/as en la sociedad. Todas ellas por supuesto dependiendo del grado de empatía, compasión y/o de los intereses personales del sujeto. Cuando logramos desprendemos de esos obstáculos emocionales e iniciamos un análisis aséptico de la relevancia moral de los animales no-humanos encontraremos que no hay otra opción que concluir que su valor moral es el mismo que aquel de los animales humanos.

Las preguntas están planteadas:

– ¿Existe alguna característica o características compartidas de manera universal por los animales humanos y ausente de manera universal en los animales no-humanos?

– De encontrarse aquella(s) característica(s) (que según lo que he analizado hasta ahora no existe, pero dejo la posibilidad abierta por si acaso alguien la encuentra), ¿es(son) aquella(s) característica(s) la(s) que se valora(n) en humanos? (5)

(1) Existen algunos planteamientos que consideran que la estética se puede establecer de manera objetiva pero dado que es muy debatible (y yo no lo comparto al menos por ahora) asumo en este texto que la éstetica es cuestión de gustos personales.

(2) En realidad se podría pensar que eso sería una repetición de la ética autómata que describí al inicio. Sin embargo en este punto el sujeto que reflexiona aborda la emoción de manera crítica y de hecho podría concluir que esa ética autómata que tenía al inicio es la correcta. Llegado a este punto, la ética que concluye, a pesar de ser la misma, se convertiría en algo reflexivo.

(3) Esta idea es equivalente a la que se utiliza en ciencia. Mientras no aparezca evidencia de que una determinada teoría es incorrecta (en base a experimentos u observaciones que la invaliden) se acepta dicha teoría. En este caso, esos experimentos estarían constituidos por el análisis individual del silogismo que presente por parte de cada sujeto. Mientras no aparezca alguien que sienta (si es que la idea de que razón=sentir es válida) que la conclusión es errónea entonces consideraremos que es el método para llegar a la verdad. En realidad es por las misma causa que tendríamos que rechazar que dos posturas opuestas sean ambas ciertas (eso lo utilice arriba para mostrar porque debemos separar la emoción de nuestro análisis) es decir nuestra razón – o nuestro sentir si es que es cierto lo que sugerí en (B) – necesariamente nos dice que una proposición no puede ser verdadera y falsa a la vez).

(4) Obviamente al iniciar la reflexión crítica también se podrían cuestionar estas asunciones, sin embargo el primer paso para establecer una ética sería investigar si la ética autómata que hemos adquirido presenta incoherencias. Por ello lo más sensato es iniciar con las premisas que se aceptan como válidas de manera casi-universal.

(5) En otra oportunidad trataré con más detalle este punto. Con respecto a la primera pregunta ya he analizado dos: razón y potencialidad.

8 comentarios to “¿Empatía, compasión, intereses personales o RAZÓN?”

  1. Shinichi said

    Que decir, que llevas razón en todo. Aunque, hay que tener en cuenta, que lo que mayoritariamente mueve el movimiento de defensa animal, suele ser casi-siempre (excluyendo a unos pocos como tú, aunque yo no me excluyo por ahora) por: empatía o compasión. Por lo tanto, no se como plantearlo, porque no se si es correcto aprovecharse de esos sentimientos, o actuar conforme a lo que es más justo, sin interponerse tales emociones. De todas formas, sino fuera por esas emociones, yo no sería como soy ahora.

    Me encantan tus artículos, aunque aveces son difíciles de entender.

  2. flex23 said

    Hola Shinichi, el texto que escribí sólo intenta mostrar que es lo que debemos hacer cuando queremos llegar a la verdad en cuanto a un tema (en este caso traté de ética pero es extrapolable a cualquier otro ámbito) no la manera en que llevemos a cabo el activismo. Cuando hacemos activismo, ya que la gente suele dejarse llevar demasiado por sus emociones, lo ideal es inyectar empatía y usar estímulos emocionales en general (videos, imágenes, etc). Los argumentos lógicos también son muy importantes para dar un planteamiento pero es para reforzar todo el aspecto emocional, al final los argumentos van a lograr cambios en conducta a través de cambios en las emociones (podríamos decir que hacen que nuestras emociones no sean contradictorias). Incluso si te das cuenta para llegar a la conclusión de cual es la mejor estrategia debemos usar la razón en base a lo observado en la gente, su manera de reaccionar, etc, entonces al final todo gira en torno a la lógica (aunque la gente no quiera aceptarlo o no se percate de ello).

    Saludos

  3. isamae said

    El te y el argumento que han escrito esta bien pero debe ser ago mas espesifico algo que le pueda ayudar a los escolares a realizar su trabajo.
    Debe ser algo mas concreto, mas especifico.
    Deben de cambiar o no cambiar si no arreiglar el argumento porque esta bien empleado pero falta mas cosa y que no lo cuenten como una historia si no como un escrito.

  4. zury said

    esta chido pero muy largo
    bye

  5. midalgo said

    es verdad lo que dices, eso mismo hago yo para crear una razon lo mas logica posible trato de empezar por un punto de partida usando mi logica, pero no dejo a un lado las otras, solo me guio por la mas logica

    y eso que dices hacerca de otras personas tambien es verdad, yo lo vi en mi y lo vi en los demas solo trate de mejorar esa actitud que uno se crea para ser un poco mas abierto, no trato de decir que tampoco lo que creo correcto es lo correcto pero si lo que a mi parecer es mas logico pero para crear eso logico recuerda que empiezo con bases.

    estaria bueno discutir a fondo este tema contigo jeje porque la verdad aserca de esto he pensado tanto que conosco muchos de los elementos que entran en este tema. y por fin veo a alguien que ve lo mismo que yo

  6. midalgo said

    otra cosa aveces ahi personas que no crean su conducta por una etica formada, si no por una moral inculcada. en esos casos trae muchas limitantes para esas personas

  7. midalgo said

    bueno a mi parecer razon no es lo mismo que sentir, pero claro el sentir influye en la razon

    lo digo por experiencia propia, a mi aprecer la razon la crean muchos factores uno de ellos el sentir, por lo tanto razon no es igual a sentir

  8. midalgo said

    bueno y tambien depende de que forma lo veas y con que concepto asimiles esas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: