Construyendo un mundo sensocentrista

Blog para crear conciencia sobre las injusticias cometidas contra los animales no-humanos y promover un cambio de mentalidad y hábitos para que se erradiquen las mismas. Contacto: sensovegan@yahoo.es

Archive for the ‘Experiencias’ Category

Amenaza de muerte

Posted by flex en septiembre 9, 2006

Hoy en la mañana en mi universidad dicté una charla titulada ¨Igualdad animal: Ética más allá de la especie humana¨. Sabía que esta charla iba a ser diferente en cuanto a dificultad a las que habia dado antes ya que los humanos que iban a asistir no están en absoluto relacionados con el tema a diferencia de charlas previas.

Bueno, como yo esperaba, me bombardearon de preguntas y objeciones ante un tema que para ellos/as era completamente opuesto a sus ideas arraigadas. Siempre aclaro antes de exponer que las posturas deben ser argumentadas y no establecerse en base a pareceres momentáneos. En este caso no lo entendieron así. De hecho uno de los doctores que asistió me dijo que la postura era ¨extremista y dogmática¨. Le contesté que lo último que soy es dogmático (incluso le comenté que soy agnóstico para refrendar la idea) y que como ya había dicho antes si se quiere refutar lo que estoy planteando debe ser en base a argumentos. Pero al final nunca comprendió la diferencia entre opinión y argumentación fundamentada.

Lo más gracioso fue cuando el doctor que se encarga de organizar charlas me dijo: ¨como te vea usando antibióticos te mato¨ (de ahí el título de este texto). Sucede que estabamos tocando el tema de la experimentación.

Finalmente, ya que yo había mencionado que la experimentación animal y las demás explotaciones obedecen a intereses económicos muy fuertes, el me dijo ¨quien sabe si lo que estás planteando no obedece a que las industrias de la soya están interesadas en que la gente se vuelva vegetariana para obtener más ingresos¨.

Ahhh y el amado león por supuesto no dejo de ser mencionado: ¿Si los leones comen a las cebras porque nosotros no podemos comer carne? Lo curioso es que uno de los que insistían en este ¨argumento¨había expresado claramente que ¨a diferencia de los animales (no-humanos) los humanos tenemos libre albedrío y no actuamos por instintos, es decir podemos evaluar nuestras conductas y sus consecuencias…..¨ (1).

(1) De todas maneras de hecho se equivocaba ya que hay humanos que tampoco pueden evaluar las consecuencias de sus actos.

Posted in Experiencias | 12 Comments »

¿Utilizar a mis iguales como objetos de experimentación? No, gracias.

Posted by flex en abril 4, 2006

Hoy tuve la oportunidad de poner en práctica el veganismo en un aspecto que hasta ahora no había enfrentado ya sea por casualidad o por que conscientemente había evitado toparme con dicha posibilidad:

Una amiga me había propuesto participar de la organización de una jornada de exposiciones científicas siendo mi función invitar a los ponentes personalmente.

Hoy nos reunimos para acordar los detalles y todo iba muy bien hasta que la chica en cuestión mencionó que uno de los investigadores que tenía en mente era el decano de la facultad de ciencias de mi universidad. Inmediatamente se me vino a la mente que es lo que podía presentar esta persona considerando que básicamente se dedica a dirigir un laboratorio donde se utilizan ratas para investigar aspectos de reproducción (1). En esos momentos ya estaba pensando que era lo próximo que tenía que hacer hasta que finalmente le dije que no aceptaría participar de una exposición donde se promueve la utilización de animales no-humanos como recursos para beneficio humano. Su respuesta fue básicamente: ¨bueno respeto tus principios pero así es la ciencia¨.

En ese momento no quería debatir al respecto con ella dado que no me encontraba en un estado emocionalmente adecuado por obvias razones y además no quería generar discordias (a parte de ello sabía que hubiera sido inútil dado que había dinero de por medio) así que me limité a comunicarle mi no participación en el evento. Seguramente ese evento aún se llevará a cabo y mi función será suplida por otro/a pero al menos deje un precedente de negarme a participar en él.

(1) Dicho sea de paso, una de las principales investigaciones se centra en probar el efecto de un extracto de maca (una especie vegetal) en el desempeño sexual de las ratas con el objeto de extrapolar los resultados hacia humanos. Estos procedimientos incluyen privación de libertad, decapitaciones (y por ende asesinatos), etc. Fácilmente se podrían hacer utilizando humanos voluntarios con mejores resultados. Pero claro, las ratas son recursos baratos no individuos sintientes……. Por otro lado es uno de los tantos ejemplos en que la experimentación con animales no-humanos se emplea para fines triviales: literalmente conseguir mayor potencia sexual masculina. Con esto no quiero decir que justifico la experimentación con fines no triviales (ya que de todas formas es una actividad basada en el prejuicio especista el cual es incoherente y por ende injusto) pero es un buen ejemplo (uno de tantos) para demostrar que la experimentación con fines científicos no es siempre tan relevante como suelen pintarlo.

Posted in Experiencias | 2 Comments »

Primeros atisbos sobre el sistema putrefacto

Posted by flex en marzo 15, 2006

Hace unos años cuando aún no era vegano ni antiespecista recuerdo haberme enterado que en las carreras de caballos (en los hipódromos) cuando el caballo tiene una caída tal que ya no le permite seguir corriendo el caballo era asesinado (1). En ese tiempo yo no conseguí entender el porque de esa actitud ya que si bien el caballo no podía correr más por la lesión, podría seguir disfrutando de su vida tranquilamente luego de que dicha lesión fuera atendida por un veterinario. Entonces mi razonamiento (extremadamente ingenuo) fue el siguiente:

– En el caso de los caballos seguramente las lesiones en las extremidades provocan un desorden tal que ya no es compatible con la vida (aunque sabía que eso no era cierto para humanos yo justifique la diferencia por alguna supuesta variación fisiológica que no conocía).

En ese entonces simplemente no se me pasaba por la mente la razón real:

– El caballo ya no puede correr.

Por ende:

– El caballo ya no es rentable.

Entonces:

– ¿Para qué seguir manteniéndolo vivo si ya no nos producirá ganancias económicas? Es más, no sólo no nos producirá ganancias sino que producirá pérdidas ya que tendríamos que alimentarlo y cuidarlo.

Ahora, bien enterado del tema, escribo este texto para hacer recordar que en un hipódromo, como en toda industria que explota animales no-humanos, estos son considerados meros recursos. Como consecuencia el veganismo implica no asistir a estos espectáculos ya que al hacerlo participamos directamente en dicha explotación.

También recuerdo alguna vez haber pasado por una ¨tienda de mascotas¨ (2). Aunque muchas veces había entrado a alguna de ellas esta vez la recuerdo particularmente porque vi ciertos animales no-humanos (específicamente perros/as) en jaulas y curiosamente fue la primera vez que me vino a la mente la siguiente idea:

Antes se vendían humanos en subasta y ahora se venden perros (3).

Sin embargo rápidamente hice un arreglo mental para justificarlo:

– En el caso de los humanos el problema de venderlos era que constituía una situación humillante para ellos/as (curiosamente no consideré en ese entonces el sufrimiento perpetrado por los/as esclavistas a sus ¨propiedades¨ ya que estoy completamente seguro que sabía de ellas, ni que era una situación inherentemente injusta).

– En cambio los perros no son capaces de sentirse humillados y por ello es aceptable que se les venda (no tenía idea que los intereses de los perros eran desconsiderados en este tipo de tiendas y además el verlos en una jaula – bajo la perspectiva especista que tenía en ese entonces – no era para mí problema alguno).

En ese tiempo como verán ya intuía que había algo extraño en el sistema actual. Aunque no sabía la real dimensión del problema animal ya salía a relucir la realidad. Lamentablemente muy pocas veces se habla de injusticia, de esclavitud, de igualdad. Se habla de ¨amor a los animales (no-humanos)¨, se habla de no ser cruel (4) con ellos/as, se habla de reducir el sufrimiento innecesario (y cada uno, claro, define que es y que no es necesario bajo su propia conveniencia), etc. Afortunadamente poco a poco están surgiendo organizaciones que denuncien claramente el fondo del asunto ya que considero que sólo así el problema de los animales no-humanos se podrá solucionar. Lo demás es simplemente cortar una rama para que crezca otra: es eternizar el problema.

(1) Obviamente cuando yo recibí ese dato me dijeron ¨sacrificado¨ no ¨asesinado¨ que como he repetido varias veces en los textos de esta bitácora no es más que un eufemismo que se utiliza para enmascarar la realidad (aunque inintencionadamente en este caso).

(2) Aquí vemos un caso más de discriminación mediante el lenguaje: el uso del término ¨mascota¨ para designar a cualquier individuo que viva con nosotros y cumpla con la condición de no pertenecer a la especie humana.

(3) Es oportuno comentar aquí también que lo que me llamo la atención fue ver los perros en las jaulas, pero sin embargo había también hamsters, canarios y peces sin embargo no los tomé en consideración. Un ejemplo claro de especismo no-antropocéntrico.

(4) Más adelante escribiré un texto sobre lo que significa ¨no ser cruel con los animales (no-humanos)¨.

Posted in Experiencias | 4 Comments »

Una visita inesperada

Posted by flex en febrero 12, 2006

Nunca se había metido una rata a mi casa pero da la casualidad que tuvimos a una de invitada cuando ya me había enterado que los demás animales (léase seres sintientes) eran mis iguales y por lo tanto debía considerar los intereses de los individuos de manera equitativa sin considerar la especie a la que pertenezcan. Así como mucha gente, nunca he sentido empatía por las ratas de campo así que no me agradó mucho su presencia pero sin embargo el respeto hacia alguien no se debe basar en la empatía que sintamos por ese alguien de la misma forma que si un humano u otro animal determinado no me causa empatía no estaría legitimado para perjudicarlo.

En este caso había un conflicto de intereses: por un lado, la rata deseaba quedarse en mi casa y disfrutar de la comodidad de tener comida y refugio con poco esfuerzo. Por otro lado yo no deseaba convivir con ella (especialmente los demás miembros de mi familia). Aunque realmente otorgué mayor peso a mis intereses dado que no consideré dejarla en mi casa eternamente, lo mismo hubiera hecho si se hubiera tratado de una visita humana que me parezca indeseable así que esto no constituye especismo. Dejaba pasar los días mientras trataba de ver la manera de sacarla sin provocarle daño físico Finalmente ayer uno de los miembros de mi familia no soportó su presencia y me dijo que llamaría a alguién para que la saque. Hoy, después de varios intentos, logramos atraparla sana y salva y luego la pudimos llevar a cercanías de un río donde la dejamos en libertad y le pude sacar algunas fotos. Al parecer era una hembra embarazada (1) por su manera de comportarse.

 Durante los intentos por atraparla y durante el trayecto hacia el río (la rata estaba dentro de una caja) era claro que la rata estaba sintiendo un sinnúmero de emociones negativas. Quería recalcar este punto para evidenciar que cuando un individuo tiene una menor capacidad de razonamiento muchas veces nuestras acciones les afectan más que a los que tienen dicha capacidad más desarrollada. En este caso no había manera de explicarle a la rata que no le iba a pasar nada y que solo queríamos que salga de la casa lo cual si hubiera sido posible en caso de un individuo que tuviera mayores capacidades cognitivas (aunque de repente es un defecto mío por no tener la capacidad de comunicarme con los demás animales de la manera que puedo hacerlo con los humanos).

Si bien casi todos los animales no humanos son víctimas del especismo de una u otra manera, las ratas son un caso particular ya que son víctimas especiales del mismo. Para las ratas de campo no hay consideración alguna, se las puede matar con los medios más dolorosos o matarlas sin ninguna razón y todos están de acuerdo con ello. Incluso en este caso no se les discrimina tanto por no pertenecer a la especie humana o a otra especie determinada. En realidad se les discrimina por una razón más importante: el hecho de que su aspecto físico no nos parece estético (2).

Muchas veces se argumenta que las ratas son especialmente peligrosas por el hecho de poder ser portadoras de enfermedades cuando en realidad la razón de fondo es la que ya mencioné dado que los humanos, perros, gatos o conejos también pueden ser portadores de las mismas y pueden ser capaces de contagiar a otros y en general (3) no se considera eliminarlos de la manera que se hace con las ratas. Y también quiero recalcar algo importante: Si bien los demás miembros de mi familia tuvieron cierta paciencia para convivir con la rata finalmente me dijeron que lo hacían porque respetaban mi opinión cuando en realidad quien merece respeto no es mi opinión sino la rata (a pesar de que se los aclaré, para ellos es muy dificil desprenderse del prejuicio especista y considerar a la rata como alguien digno de respeto).

Otro ejemplo similar se da cuando una persona que sigue una dieta omnívora te pide disculpas por comer carne en tu presencia. Las disculpas se las deberían haber ofrecido al cerdo, pollo o bacalao que se están comiendo antes de ser asesinado (aunque dudo que se las aceptarían si pudieran entenderlos). Todos los animales (léase seres sintientes) seamos perros, humanos, ratas o salamandras compartimos una característica relevante para merecer respeto: la capacidad de sufrir durante nuestra vida y de disfrutar durante ella.

Todos/as podemos ser afectados por las acciones de otros/as y todos/as queremos disfrutar de nuestras vidas y éstas son las características que debemos tener en cuenta para situar a un individuo dentro de nuestro círculo de consideración. Sin embargo muchos consideran como característica relevante el hecho de pertenecer a un grupo específico como el grupo racial, el grupo de especie, el grupo de nación, etc. Considerar la pertenencia a un grupo como característica relevante para merecer respeto es meramente arbitrario y por ello injustificado. Replantéate tu relación con los demás animales de manera objetiva y verás que la consecuencia lógica es que sus intereses no deben ser infravalorados y deben ser considerados equitativamente en caso de existir un conflicto con los intereses humanos.

 (1) Utilizo el término ¨embarazada¨ en vez del característico término ¨preñada¨ porque este último es discriminativo hacia los animales no humanos y es uno de los tantos ejemplos donde el lenguaje expresa esa separación arbitraria entre los humanos y los demás animales.

(2) Podríamos establecer aquí un caso de racismo dentro de especismo ya que por ejemplo las ratas blancas normalmente son más consideradas que las negras. Es obvio que igual son víctimas del especismo (especialmente en la vivisección) pero es claro que por ejemplo mucha gente no contemplaría envenenar a una rata blanca o matarla a escobazos (en el caso hipotético de que se introduzca en sus hogares) lo cual es una práctica común en el caso de las ratas negras.

(3) En realidad para el caso de animales no humanos enfermos distintos a las ratas también se consideran maneras letales y dolorosas de ¨solucionar el problema¨ (por ejemplo el típico caso de la gripe aviar donde se quemaron los animales estando completamente conscientes o el de las ovejas eliminadas a tiros durante una epidemia de ¨la enfermedad de la pata y de la boca¨ en Inglaterra en el 2001). Sin embargo yo me refiero específicamente al común de la gente que nunca permitiría un tratamiento como el descrito para un ave o una oveja (es evidente el rechazo que las imágenes de las ovejas y gallinas asesinadas provocaron) en cambio muy probablemente no tendrían problemas en aceptarlo en el caso de las ratas de campo. Que quede claro que si bien he enfatizado la manera en que se llevó a cabo la ejecución, el problema de fondo es el hecho en sí de haber sido asesinados. La alternativa correcta debió haber sido llevarlas a un santuario y darles tratamiento. En general aquellas personas que están en contra de quemar vivas a las aves enfermas probablemente no tendrían duda en aceptar su muerte de manera menos dolorosa.

Posted in Experiencias | 16 Comments »

Una mentira no puede mantenerse durante tanto tiempo

Posted by flex en febrero 4, 2006

Desde que nací comencé a ser partícipe de la explotación de los animales no humanos. Desde que nací me alimentaban con sus cuerpos molidos o licuados. En ese entonces yo no era consciente de ello así que no me lo podía cuestionar. Cuando me di cuenta que muchos de nuestros hábitos, costumbres, pasatiempos y oficios implicaba la explotación, sufrimiento, encierro y asesinato de otros seres ya me habían inculcado la idea de no verlos como individuos sino como objetos o cuasi-objetos, como propiedades las cuales podíamos vender, regalar, comprar, prestar o alquilar. Ninguna de las personas que me lo inculcaron, ni mis padres, ni mis demás familiares, ni mis profesores, ni los demás integrantes de la sociedad lo hizo intencionalmente. A todos ellos también les inculcaron lo mismo. Asi como fijaron en mí la idea de que todo aquello era normal, necesario e incambiable, a ellos también se la fijaron.

A pesar de todo siempre supe que había algo podrido en este sistema, sabía algo, tenía ideas dispersas, siempre consideré asesinos a los toreros y a los cazadores. Mientras tanto durante 24 años seguí participando de la explotación de los animales no humanos ya sea alimentándome de sus cuerpos muertos, ya sea inyectándoles sustancias tóxicas en la universidad, ya sea vistiendo con sus pieles, etc. Sin embargo yo no me consideraba un asesino ni mucho menos aunque aun así no podía entender como el dueño de un matadero podía vivir con la conciencia tranquila (al cual tampoco consideraba asesino dicho sea de paso).

Una tremenda incoherencia, hasta que un día el destino me hizo topar con algunos videos de masacre, me tiró la realidad en la cara y poco después descubrí la verdad. Descubrí que los toreros no eran asesinos, descubrí que tampoco lo eran los cazadores, descubrí lo injusto que había sido al tildarlos de esa manera. Descubrí que ninguno de los que explotan, mutilan, encierran o asesinan a los demás animales (salvo excepciones que confirmen la regla) es culpable de tales actos: De la misma forma como lo hicieron conmigo, a ellos también la sociedad le vendó los ojos ante toda la mierda que de otra forma sería evidente: ante la injusticia más grande que ha ocurrido desde que apareció el animal humano en la tierra: ante el holocausto de los animales no humanos.

Descubrí que la sociedad en que vivo es una sociedad esclavista que utiliza como recursos a otros individuos con intereses propios y que la razón central por la que sus integrantes en su abrumadora mayoría lo acepta sin siquiera cuestionarlo es la discriminación de dichos individuos por no pertenecer a la especie humana. Descubrí que durante 24 años de mi vida fui un especista y gracias a ello participé activamente de incontables aberraciones. En resumen descubrí que los demás animales eran mis iguales, que eran personas (1) como tú y como yo.

La sociedades, así como los individuos, pocas veces aprenden de sus errores, durante siglos fueron esclavizados otro grupo de seres con intereses propios –los humanos de raza negra – y utilizados como recursos de la misma forma que ahora se utiliza (2) a los animales no humanos. En este caso la sociedad aceptaba impasible esta situación debido a otro prejuicio (léase discriminación) denominado racismo y que de la misma manera que el especismo, se inculcaba a los humanos de raza caucásica desde muy pequeños y como resultado les tapaba los ojos ante una realidad evidente. Existen muchos otros ejemplos de conductas ampliamente aceptadas en determinadas épocas y sociedades y que sin embargo en la actualidad las consideramos aberrantes (3).

Al contrario de lo que mucha gente piensa en esa época la esclavitud era tan aceptada y aplaudida como ahora lo es la esclavitud de los animales no humanos.

Los animales humanos nos acostumbramos fácilmente a la mierda y luego revertir ese acostumbramiento es muy difícil para muchos. Ahora queda en nuestras manos abolir la esclavitud de nuestros días. La estrategia es muy sencilla: Hazte vegano/a y activista.

(1) En breve subiré un artículo aclarando porque utilizo el término ¨persona¨ para referime a los animales no humanos. Por ahora basta decir que ¨persona¨ no es sinónimo de ¨humano¨.

(2) En realidad la esclavitud de los animales no humanos data desde prácticamente el momento que aparecieron los primeros Homo Sapiens pero es el único tipo de esclavitud que hasta nuestros días es ampliamente aceptada.

(3) Hago énfasis en la esclavitud basada en la raza ya que es la injusticia que presenta la mayor cantidad de similitudes con la situación de los animales no humanos. Pronto subiré un artículo explicando esto con detalle.

Posted in Experiencias | 2 Comments »